viernes, 23 de octubre de 2009

CUENTOS PARA HACER ENTENDER EL DIVORCIO A LOS NIÑOS


Buscando bibliografía de temática especial dedicada al divorcio, cayó en mis manos el libro “Cuentos para enseñar a tus hijos a entender el divorcio”. Es un libro muy interesante porque trata una temática muy poco comentada. En el post “¿Cómo comunicar la ruptura a los hijos menores?” ya desarrollé una normas básicas de como tratar el problema. Pero si es cierto que he podido comprobar que en estas situaciones es bastante complicado expresar las emociones, tanto para los padres como para los hijos. El hecho de comentar el tema del divorcio a través de los cuentos hace que al desarrollar el tema en tercera persona sea más fácil al padre comunicar el hecho al niño. Y para este el hecho de tratarse de un cuento a través del lenguaje infantil, hace más fácil su comprensión y asimilación, ya que el niño se identifica rápidamente con el personaje del cuento. En este nuevo apartado incluiré un cuento nuevo e inédito cada mes, siguiendo las pautas que indica el libro e intentando abarcar todos los temas posibles en cuanto a las causas de separación. En este primer cuento comentaré un divorcio “normal”, en donde se ha mirado de plasmar la mayor parte de la problemática de un divorcio básico. Más adelante iré incluyendo en los próximos cuentos problemas más graves en las causas del divorcio.
En este se han seguido las pautas básicas, marcadas primero por el hecho de la no aceptación del niño en cuanto a la separación conyugal y el hecho de que este mantenga la esperanza de una hipotética reconciliación. Es conveniente en los cuentos la aparición de una tercera persona. Este “personaje sabio”, ya sea por edad o profesión, ofrecerá al niño una visión clara del problema y le dará las claves para encauzar el trauma. Se trata de no culpabilizar a nadie y si hacer hincapié en las diferencias irreconciliables de los progenitores. Así se puede construir una trama en la que el niño se sienta identificado y con un lenguaje infantil pero claro, despejar las dudas que pueda tener.
Para una mayor participación en este blog, quisiera que si algún posible lector ideara algún cuento para esta temática, lo publicara en comentarios, así como el resultado y la experiencia de leer estos cuentos a vuestros hijos, con el objetivo de enriquecernos mutuamente con esta nueva experiencia.
Nota de la/los autores: Autorizamos la impresión y edición de estos cuentos en webs y otros medios, siempre y cuando indiquen de su origen de procedencia y no haya una intención manifiesta de lucro.



Primer cuento:



                                LA ARDILLA SKIPER



Skiper era una ardilla muy alegre y traviesa que le encantaba subirse a los árboles y saltar en ellos de rama en rama. Cuantos más altos mejor. Allí se sentía feliz, jugando con sus amigos y sintiendo el viento del bosque en su cara. Pero eso era antes, Skiper ahora se sentía muy triste, pues en su casa sus padres no paraban de discutirse.
Skiper se sentía muy abatido, quería mucho a sus padres pero ya desde pequeño empezó a oir sus discusiones y con el tiempo estas se hicieron más habituales. Un día, su madre le explicó que debido a esas peleas habían tomado la decisión de separarse y vivir cada uno de ellos en un nido distinto.
Aunque las peleas en su casa se acabaron, Skiper se sentía muy desgraciado ya que pensaba que se peleaban por su culpa y que por eso se habían separado, además no sabía que hacer, si ir con su padre o su madre ya que si elegía alguno de los dos pensaba que el otro ya no lo querría más. Se sentía muy triste y quería que sus padres volvieran a vivir juntos.
Así que pensó: - Me escaparé de casa y así cuando me busquen verán que los dos se quieren mucho y volverán a vivir juntos.
Así lo hizo y su madre cuando vio que no volvía llamó a su padre. Este le dijo que no lo había visto y así después de comprobar que no estaba con ninguno de sus amigos se pusieron a buscarlo.
La abuela de Skiper que era muy lista, lo encontró en seguida.
- Abuela, como me has encontrado? -. Preguntó Skiper.
- Solo he tenido que buscar el árbol más alto del bosque. – Respondió su abuela.- Se que te gustan los árboles muy altos.
- Papá y mamá me están buscando? -. Volvió a preguntar Skiper.
- Por supuesto, pero si has hecho esto para que vuelvan a estar juntos ha sido un error.- Dijo su abuela en tono de reprimenda.
- Pero por que abuela?
- Por que tus padres ya no se quieren.
- Y es por mi culpa…? -. Preguntó Skiper muy apenado.
- Claro que no pequeño. Mira, tus padres se enamoraron y se casaron muy jóvenes. Construyeron su nido y se querían tanto que naciste tú. Pero ellos dos son muy diferentes, ya sabes que tu madre es una ardilla, es muy activa durante todo el día y no para ni en invierno. En cambio tu padre es un lirón, el prefiere más la noche que el día y además en invierno hiberna. De ahí vienen sus discusiones.
- Y por eso se han separado?
- Claro. Además, no se puede discutir todos los días porque luego podrían llegar a pelearse y hacerse más daño. Así que han decidido que para ser felices, cada uno tiene que vivir en su propio nido. Así que si los quieres, tendrás que aceptar que vivan separados.
- Pero y yo donde iré?.- Volvió a replicar Skiper.
- Mira, tu tienes lo mejor de cada uno de ellos. Eres muy activo, pero también prefieres la noche como tu padre. En cambio como eres una ardilla no tienes la necesidad de hibernar. Así que puedes pasar unas temporadas con tu padre y otras con tu madre. Ellos no se van a enfadar por eso por que te quieren mucho. Son tus padres y eso si es para siempre, no lo olvides.
Skiper y su abuela se abrazaron y juntos volvieron a casa de su madre. Todos fueron felices. El padre de Skiper podía salir tranquilamente a disfrutar de la noche y su madre trabajaba de día y no paraba durante el invierno. Skiper se volvía a divertir saltando de árbol en árbol y además como pasaba unas temporadas con su padre y otras con su madre, conoció nuevos bosques e hizo nuevos amigos.

http://simeseparo.blogspot.com.es/

http://www.a1advocatsdefamilia.com

17 comentarios:

  1. Hola, el tema me interesa directamente, de hecho no le he dicho directamente a mi hija que nos hemos separado pero obviamente ella lo recontra intuye. La recomendacion que me hicieron es que yo fomente que ella pregunte sobre el tema, y fomentar mediante cuentos (esto por su caracter introvertido). Entonces estoy buscando cuentos que la incentiven a preguntarme para poder conversar directamente sobre el tema, enfrentarlo de una vez. Este de la ardilla esta bueno, aunque me parece bastante directo... me gustaria algo mas profundo y no tan explicito... En fin, gracias por estar aquí.

    ResponderEliminar
  2. Pues sí, la verdad que contárselo con cuentos es una buena idea. El problema viene cuando tu situación no se reconoce en el cuento. Por ejemplo, un día uno de los padres descubre que su pareja le está engañando y el que engaña decide separarse de repente, sin discusiones previas ni nunca haber manifestado su inconformidad con la relación ¿con que cuento se lo cuento (valga la redundancia) a mis hijos?

    ResponderEliminar
  3. Está muy bien esto de contar cuentos para que los niños comprendan la situación. Este cuento en concreto está bien aunque demasiado directo y lo que no me ha gustado es el papel que se le ha dado al padre, un lirón que le gusta la noche...

    ResponderEliminar
  4. muy buen cuento, la verdad me gusto muchas gracias y felicidades por publicarlo

    ResponderEliminar
  5. bonito, pero al padre lo dejan un poco mal... seguro que la abuela era la madre de la ardilla.

    ResponderEliminar
  6. Yo tengo un par de cuentos que hice yo misma con imágenes de hadas y duendes. El primero explica la separación (para niños de unos 3-5 años) y el segundo los cambios que conllevan, ya que tuvimos que cambiarnos de ciudad y de colegio. Lo que hice fue poner características de mi hija en el personaje principal así ella se identificaba más con el personaje y le transmitía tranquilidad, ya que le "pasaba lo mismo que a ella". Si os interesa, lo puedo colgar aquí. Es muy básico, y podéis coger la estructura y adaptarla a vuestro caso. Está claro que en caso de infidelidad no es conveniente dejar a la otra parte mal, eso los niños no lo entienden, habrá que explicar las cosas omitiendo detalles que puedan dejar en mal lugar a cualquiera de los dos padres.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hola yo estoy pasando x algo similar y quisiera que explicarle a mis hijas de la mejor manera la sepacion de papay mama, mi psicologa me recomendo comprar un libro de cuentos para niños de padres divorciados solo q aun no lo encuentro, si fuera tan amable de pasarme su cuento para darme una idea y modificarlo a mi caso se lo agradeceria mucho o mandarmelo a mi correo es mmagda2811@hotmail.com espero me pueda ayudar gracias!

      Eliminar
    2. Hola, a mi me interesaria tambien si pudieran enviarmelo por favor, seria de mucha ayuda. sweetsca@hotmail.com

      Eliminar
  7. Hola,
    Este cuento me ha parecido muy directo, muy duro, podrias pasar el tuyo de hadas y duendes, yo tengo 2 niños de 4 y 3 años y creo que necesito algo mas sencillo
    Gracias

    ResponderEliminar
  8. Hola soy estudiante de psicología y estoy haciendo un trabajo sobre el divorcio enfocado a niños de 5 a 6 años y andaba algo estancada por que no sabia como abordar el tema para un niño de esa edad, bien ahora ya agarre inspiración con el cuento de "la ardilla Skipper", me ha sido de gran ayuda, gracias por compartirlo! :)

    ResponderEliminar
  9. Érase una vez una princesa llamada Olga, vivía en el reino de "Córdoba", un lugar dónde se hacían unos churros riquísimos, el mejor lugar del mundo. A Olga le encantaban los churros,..ummhhh!!! Era su afición: Comer churros con chocolate!!!!
    Sus papás, el rey Isidro y la reina Estefanía, vivían en un lindo castillo, con un pequeño jardín, un parque, piscina, un colegio...había de todo. Y lo más importante, había muchos amiguit@s para pasárselo bien. Olga era muy feliz.
    Pero estaba pasando algo que Olga desconocía,...en el corazón del rey y la reina había crecido la tristeza y la infelicidad, ...cada vez que estaban juntos discutían y se mosqueaban, y se sentían aún más tristes. Un reconocido médico había visitado el palacio, y les había diagnosticado: "Incompatibilidad de caracteres", esto quiere decir, que el rey y la reina son justo lo contrario, a uno le gusta el blanco y a otro el negro, nunca van a estar de acuerdo. Y si siguen juntos pues tendrán cada vez más tristeza producida por la frustración, y cada vez tendrán menos ganas de hacer cosas juntos...La frustración, ¿qué era eso? pensó Olga, suena a fruta....ummmhhh.....Pues, la frustración es cuando intentas hacer algo con muchas ganas, y con la esperanza de que salga bien...y no sale, nunca sale bien, ni siquiera regular....sale mal. Entonces te sientes mal... aaaaaaaaaaaahhhhhhh!!!!!Es un sentimiento parecido a " no puedo más, me faltan las fuerzas, no tengo ganas de volver a intentarlo" cuando se te han roto 6 castillos de arena seguidos....lo entiendes?
    Olga estaba preocupada, ella quería hacer mil y una actividad con su papá y su mamá, ahora ¿qué pasaría? Si ella quería ir al campo con los dos, a la feria con los dos...empezó a sentirse triste....
    El rey y la reina empezaron a pensar en una solución, ellos no querían ver a Olga triste...la tristeza no la dejaría aprender, colorear, jugar,...no podían dejar que la tristeza invadiera el corazón de Olga.
    Entonces, decidieron construir dos castillos...: El castillo del rey Isidro...y el castillo de la reina Estefanía estaban unidos por unas escaleras mágicas, que permitían a Olga ir de un castillo a otro. Era superdivertido, cada castillo era de un color...el castillo de papá era azul, como el mar, como la túnica de los nazarenos de su Virgen,... dentro había un sinfín de cositas que le gustaban a Olga, (y aquí Olga va diciendo todas las cosas que hace con su papá..)tenía una pinta superdivertida.....El castillo de mamá era de muchos colores, porque no sabía cual escoger, le gustaban todos...así que cada habitación la pintó de un color..y en ellas, hacían..........(Olga enumura cosas que hace con mamá...).Los dos castillo tenían algo en común, que a Olga le encantaban, había mucho amor en ellos, se divertía muchísimo...aprendía y jugaba a diario, unas veces en uno, otras veces en otro.
    Se sentía una niña afortunada, ...tenía dos casas, con lo cual tenía dos cuartos,...a veces había fiestas o cumpleaños en el castillo de Mamá,...y otras veces eran el castillo de Papá,..siempre magníficas!
    Nada había cambiado, Olga podía seguir haciendo mil y una cosa con papá y mamá...y ellos cada vez estaban más felices..y todos los días comían perdices...ay no!!, comían muchos churros,...y más churros con chocolate!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. tuve la fortuna de platicar accidentalmente con una psicologa. Me dio el detalle de ver cuentos de niños de padres divorciados, ya que en el mundo de mi hijo no podía existir la separación, ya que nunca vio discutir a su mama y a mi. Este cuento me ayuda a platicarlo con mi hijo, para que alivie un poco la separación de sus papas. Gracias por publicarlo

      Eliminar
    2. ES MUY HERMOSO!!! MUCHAS GRACIAS POR PUBLICARLO YA SE LO LEERE A MIS HIJOS. YA QUE JUSTAMENTE ESTOY EMPEZANDO A PASAR POR ESTA ETAPA DE SEPARARME Y LA VERDAD ME DUELE QUE ME HIJOS SUFRAN.MEJOR ES HABLAR CON LA VERDAD.

      Eliminar
    3. hermosísimo, mil gracias excelente herramienta. magnifico cuento muy equilibrado.

      Eliminar
  10. Me ha encantado la idea de los cuentos. Mi hija tiene 7 años, hace casi 2 su padre y yo nos separamos. Los niños son sabios. Se adaptan con facilidad y toman lo mejor de cada uno de sus padres. No ha sido fácil, pero vamos por buen camino.
    Me gustaría un cuento en donde el niñ@ aprendiera que tiene redes familiares y de amigos en quien apoyarse. Gracias.

    ResponderEliminar
  11. Me ha encantado el cuento de Olga, enhorabuena. Si hay que crear un cuento para tu hija, te lo inventas. Los niños deberían estar al margen de buenos y malos, sólo les hacemos más daño si les metemos en las disputas de los adultos. Tengo dos hijas de 3 y 6 años y gracias a que eso lo hemos respetado desde el principio, están perfectamente dentro de sus posibilidades. Si tenemos tan claro que ellos no tienen la culpa tenemos que protegerles de nuestras disputas y cuidarles mucho, porque no lo pasan nada bien.

    ResponderEliminar



importante

A PARTIR DE AHORA NO RESPONDEMOS CONSULTAS EN LOS POST. Hay post saturados y no admiten más comentarios Insertarlas en el apartado consultas via e-mail GRACIAS